CREENCIAS

¿Qué creemos?

Creemos que:

El aprendizaje es una parte natural e inevitable de nuestras vidas. Aprender es crecer.

El aprendizaje está entrelazado con el medio ambiente: las personas, los objetos, los valores, las creencias, las esperanzas y los temores, que la rodean.

Cuando los seres humanos participan voluntariamente en actividades interesantes y desafiantes, aprenden con placer y  alegría  en un estado llamado flujo.

A veces, el aprendizaje es desalentador. Verdaderos desafíos, dificultades y contratiempos ayudan a construir el carácter y la base necesaria para superar los contratiempos y dificultades en la vida adulta.

Los niños siempre están aprendiendo algo. Hay que tener mucho cuidado con lo que un niño está aprendiendo. Por ejemplo, cuando un niño está haciendo trabajos frustrantes, aburridos y confunsos, lo que en realidad está aprendiendo, es que el aprendizaje es aburrido, frustrante y confuso.

Hay diferencia  el aprendizaje integrado y un simple recuerdo. Si le preguntas a un niño que le diga cuáles son las reglas de los buenos modales en la mesa, puede tener algún problema  para explicar que no se debe de hablar con la boca llena, que hay que colocar  la servilleta sobre las piernas, que se debe mantener la boca limpia, etc. Pero la capacidad de poner todo esto en práctica sin pensar en ello, siempre y en todos los contextos, lleva años de práctica diaria.

Así es con todo. Las materias académicas son maneras específicas de entender el mundo que debe ser aprendido. Un niño puede aprender las tablas de multiplicar, por ejemplo, y hacer una prueba de conocimiento, resolver problemas, y hacerlo bien, pero esto no quiere decir de ninguna manera que el niño haya asimilado e integrado la información y que haya terminado el juego necesariamente con maestría. La  maestría requiere tiempo y un entorno de apoyo.

Diferentes personas aprenden de diferentes maneras; hay diferentes tipos de inteligencias: lingüística, espacial cinético-corporal, musical,, interpersonal, intrapersonal y naturalista, existencial (Gardner), y, sin duda, muchos más. La escuela debe reconocer y alentar a todas las inteligencias.

El aprendizaje florece cuando hay confianza, respeto, comprensión y el tiempo de trabajo ininterrumpido. Cuando existe  tensión, miedo, aburrimiento o confusión la capacidad de aprendizaje útil se seca.

El aparato de la escuela de “aprendizaje” -Pruebas, ejercicios, memorizaciones, reducción del conocimiento a unidades de trabajo aparentemente no relacionadas con el reglamento, las limitaciones de tiempo y la interrupción constante de trabajo interfiere con el aprendizaje real.

Los niños descubren cosas sobre sí mismos cuando se enfrentan a desafíos y a situaciones inesperadas;  Con el apoyo adecuado, a menudo son más capaces de lo que ellos pensaban que eran.

Los niños aprenden mejor cuando están haciendo algo real y con significado.

Los niños aprenden muchas lecciones en contacto con  la naturaleza y de  la observación de la naturaleza.

Los niños necesitan tanto la soledad como la compañía. Necesitan tiempo de silencio para la reflexión y la calma antes de que puedan volver al grupo renovado y listo para contribuir. Algunos niños necesitan más la soledad que otros.

El desarrollo individual y el desarrollo del grupo se integran: Hay que crear y fomentar la confianza, la cooperación y el trabajo en grupo.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.